En poco tiempo, los hologramas controlarán las calles de Perú

Cual película hollywoodiense de ciencia ficción, muchos países de Latinoamérica, están decididos a tomar la batuta en lo que a materia tecnológica se refiere, pareciendo incluso competir entre ellos, para ver quien logra posicionarse de mejor manera, con el avance del momento o el más novedoso.

Es lo que parece sucederá en Perú, donde la tecnología ha dado un paso agigantado, sobre todo en lo relacionado a la publicidad de productos, bienes y servicios. Y es que, probablemente la publicidad en calles y avenidas, desaparezca tal cual como la conocemos hasta ahora.

Cuando se habla de hologramas, se hace referencia a imágenes de sitios o personas, que realmente no están en el lugar en el cual se reflejan o exponen. Y aunque es un tema muy común en las películas de cine, su uso en la vida real apenas comienza a ser explorado.

Pero, lo más característico del asunto es que en la actualidad, las empresas de publicidad, no se conforman solo con exponer una imagen determinada, sino que quieren recrear toda una escena en 360°, que permita a los usuarios sentirse parte de la puesta en escena.

En el caso de Perú, ya a finales del año pasado, en el Centro Comercial Jóquey Plaza, se utilizaron hologramas, para invitar a los peatones a acceder a las tiendas del mismo. Pero ahora, se espera ir un paso más allá en este sentido.

Ahora, la ambiciosa meta es que en las principales calles y avenidas de Lima, la mayoría de las campañas publicitarias de empresas automotrices, de bebidas e incluso universidades, se realicen bajo este concepto. Dejando entonces de lado, los tradicionales paneles.

El objetivo principal de dicha propuesta de publicidad, es incrementar aún más el mercado de campañas de productos, que sólo en la capital de dicho país, factura 64 millones de dólares anuales. Para incrementarlos hasta por encima de los 70 millones.

Y como la expansión es el paso siguiente, se estima que en poco tiempo, otras ciudades peruanas como Trujillo, Cuzco y Arequipa, se sumen a esta novedad. Así que será cuestión de tiempo, para sentir cada vez más real, el mundo paralelo que veíamos en The Matrix.

About The Author

Related posts